CLA DE ROCES DE NOVELA HISTÓRICA

Lecturas para un Agosto histórico II

Que el tiempo es un crítico despiadado es indudable. de los títulos que se nos presentan como novedad este verano del 21 merecerán una relectura o excitarán otras nuevas transcurridas unas décadas. Novedad prevalece sobre calidad.

La propuesta que os presentamos hoy es un ejemplo de ello: un libro que apenas arroja resultados si interrogamos a Google sobre él y una mujer que rompió techos de cristal cuando aún ni siquiera se había acuñado el concepto, fue la primera mujer editora de Francia, y a la que hoy tampoco Google recuerda. Bajo el cielo de Novgorod, de Régine Deforges.

Bajo el cielo de Novgorod cuenta la historia de la princesa Ana de Kiev o Ana Yaroslavna, mujer poseedora de una gran cultura y de una mayor belleza, contemporánea de algunos de los personajes históricos protagonistas de las sesiones de nuestro Club, como Rodrigo Díaz de Vivar o Hurraca de León.

La historia se desarrolla en el siglo XI. En Francia gobierna una joven y violenta dinastía, los Capeto. El rey Enrique ha enviudado sin descendencia y “ … a sus treinta y nueve años no se le conocían amantes ni concubinas, y sus maneras de doncella que tanto habían repugnado a su madre, la reina Constanza, sus gestos afeminados, continuaban siendo para muchos como una afrenta a la dignidad real…” Se concierta así, evitando riesgos de consanguinidad, el matrimonio con una de las hijas del gran Duque de Kiev, Yaroslav el Sabio.

Hablemos ahora de Régine Deforges, la llamada “papisa del erotismo”. Una mujer que se enfrentó, como autora y editora, a los tabúes del sexo y del erotismo, tratando de ofrecer una visión “libre de pecado”, incluso lúdica.

Deforges nació y se crió en la Francia provinciana donde la moral católica aún tenía un gran peso. Un suceso habrá de marcarla para siempre: el robo de su diario íntimo, en el que da cuenta de su iniciación a la sexualidad con otra chica. Conocido el contenido, el cura de la localidad presenta una denuncia ante la gendarmería, el colegio religioso en el que estudiaba la expulsa por “tener al diablo metido en las bragas” y, finalmente, humillada públicamente, unos vecinos la obligaron a quemar su diario. Tenía 16 años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s