CLA DE GIJÓN-SUR, CLA DE LA CALZADA "ISABEL LUESO"

Amianto: una historia obrera, de Alberto Prunetti

Biblioteca de Gijón Sur, miércoles 28 de septiembre, 18,30 horas

Biblioteca de La Calzada, miércoles 2 de noviembre, 11,00 horas

Biblioteca de La Calzada, jueves 1 de diciembre, 18,30 horas

» Amianto lo pensé para reconstruir un imaginario obrero de vitalidad, de orgullo, de solidaridad, de humor, de conflictividad».  

Retomamos con ilusión la actividad de nuestros clubes de lectura de la mano de Amianto. Una historia obrera obra finalista de los premios Pozzale Luigi Russo y Chianti Narrativa, que se alzó con el Premio Especial del Jurado Grotte della Gurfa.  Un texto amalgama de ensayo, novela, memoria, investigación y reivindicación de una clase, la obrera, que se cuenta a sí misma en la historia de vida que el autor, Alberto Prunetti, hace de su padre, Renato Prunetti.

Renato comienza su vida laboral a los 14 años y como soldador tubero recorre buena parte de las instalaciones industriales del norte de Italia, empezando en Casale Monferrato , la capital del luto y el amianto, soldando a pocos pasos de enormes tanques de petróleo y respirando metales pesados hasta que el amianto entra en sus pulmones y tras un terrible deterioro físico, muere a los 59 años.

«Mi padre era una especie de héroe para nosotros, como muchos otros padres obreros de mi barrio. Los niños obreros mirábamos a nuestros padres con mucha admiración. Trabajaba con fuego, era un hombre fuerte y alegre pero evidentemente estaba expuesto a toda la tabla química de Mendeleyev sin protección».

A lo largo del relato, vemos a Renato desplazándose de una instalación metalúrgica a otra por el norte de Italia, volviendo a casa el fin de semana con esos monos del trabajo que su madre lavaba y dejaba listos junto a sus mudas limpias el domingo por la noche; días de aprendizaje de vida para el pequeño Alberto, que se cría jugando al fútbol en las instalaciones de la planta siderúrgica de Ilva, en Follonica viendo a su padre trabajar, dominar su oficio, hacer magia en el taller de su casa, compartiendo tantos momentos de ternura, de humor, de solidaridad familiar y comunitaria, de reconocimiento, de sentimiento de pertenencia a una clase, de dignidad y de vindicación del trabajo manual. La vida misma, llena de trabajo y alienación, pero también de chistes, bromas, ironías y, cómo no, fútbol.

El relato de los últimos años laborales de Renato es duro: a los 40 años había perdido el oído, tenía problemas en los ojos y la dentadura arruinada. A los 50 años, le reconocen una incapacidad laboral por sordera, y ya en los últimos años de vida, el cáncer destroza su cuerpo y asistimos impotentes al entramado burocrático y los impedimentos por parte de las empresas para reconocer la exposición de Renato al amianto durante buena parte de su vida laboral.

¡Qué derecho ha tenido mi padre! ¡Mi padre ha tenido el derecho de enfermar trabajando y morir por ello!
“Amianto” ha sido una forma de ofrecer una mirada desde dentro de la clase obrera y señalar quiénes son los auténticos culpables de esas muertes: las empresas que no protegen a sus trabajadores.

Es precisamente esa manera de contar la vida obrera lo que confiere singularidad al relato; Amianto está escrito desde dentro, es el propio obrero el que cuenta su historia: «Expongo la historia personal de un obrero criado en Maremma, en la provincia de Livorno, que trabajaba en instalaciones del norte de Italia, pero que es una pieza de una historia más grande, una historia que considera universal quien se ha criado en la clase obrera«. No es la novela burguesa la que nos explica cómo vive la clase obrera, sino que son los obreros quienes utilizan su voz para contarnos su historia. Es una historia personal refrendada con la historia del país y de una clase social. “Los explotados del mundo de los explotados contamos nuestras historias a nuestra manera”.

Alberto Prunetti, aquel niño para el que su padre quería una educación que le alejara del trabajo manual, que fue a la universidad y que conseguirá a duras penas ganarse la vida con trabajos precarios, se considera a sí mismo un «trabajador cognitivo precario», y precisamente «contra esa narración tóxica que divide a los explotados de distintas generaciones he escrito mi libro. Por eso he querido escribir de Renato y de Alberto. Si nosotros hoy estamos explotados, la razón es la derrota, en los años 70, de las luchas obreras de la generación de Renato».

Working class, clase trabajadora, narrativa obrera; obreros que se dejan la vida trabajando para que sus hijos tengan una vida mejor, que lucharon por derechos laborales básicos, que practicaron la solidaridad, el compañerismo, la dignidad y el orgullo de saberse pertenecientes a una clase que con tanto empeño se intenta hacer desaparecer. ¿No pertenecen a esa misma clase obrera todas las personas trabajadoras explotadas, ninguneadas, divididas por un sistema que las asfixia y las precariza hasta el límite, independientemente de su formación o su valía profesional?

Amianto es una historia trágica, pero en absoluto victimista: ese no era el tono de la gente como Renato; el relato no busca que el lector se compadezca, que proyecte una mirada de lástima o pena, sino que entienda las causa sociales por las que tantos Renatos enfermaron y murieron. Una historia emotiva, vital, en la que nos sentimos reconocidos los hijos de esos obreros que trabajaron y lucharon para conseguir un mundo mejor y que nos proporcionaron el orgullo de pertenecer, nosotros también, a la clase obrera.

Os dejamos un pequeña lista de enlaces con los que completar la lectura. Toda la información contenida en esta entrada procede de las páginas aquí reseñadas.

«Hoy vamos al tajo», recomendación de Amianto por Edurne Portela en La vida imaginada, RNE 24horas, 27/7/20

En el nombre del pan y de las rosas. Alberto Prunetti

Literatura | Alberto Prunetti: “La demonización de la clase obrera sirve solo para glorificar a la clase media” – El Salto – Edición General (elsaltodiario.com)

“El amianto es un asesino en serie que goza de la protección de los tribunales” | porExperiencia

“Nos han vendido que la clase obrera ha muerto, pero está viva y luchando en las calles” | Nortes | Centradas en la periferia

Dicen que somos clase media, pero somos una muy vulnerable. Alberto Prunetti

Una novela obrera en la que lo real llama con fuerza a la puerta de sus páginas – Rebelion

Cazarabet conversa con… Alberto Prunetti, autor de “Amianto” (Hoja de Lata)

A mi padre le envenenó el amianto: historia de la derrota obrera (elconfidencial.com)

‘Amianto’ de Alberto Prunetti | Districte7

Muertes blancas. Babelia

Plomo en la sangre de los niños de Taranto. Ctxt

Piden el cierre de la gigantesca acería Ilva, el «Chernóbil italiano» | Euronews

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s