TALLER DE CREACIÓN LITERARIA DE L' ARENA

Taller de Creación Literaria. Sesión del martes, 15 de marzo de 2022

Una Rosa es una rosa es una rosa es una rosa.

Gertrude Stein

Basta con dejarse ir y la vida hace el resto. En palabras de Julio Cortázar, así actúan los famas. Los cronopios, en cambio, son como garabatos al margen de los renglones, dibujos fuera de la raya o poemas sin rima. Prefieren andar descalzos e incluso llegan a caerse de las nubes.

Una noche en un hotel cualquiera, una llamada inesperada empaña la idílica relación entre dos personajes, y las discordancias, las intrigas, las ingenuidades o las luchas por el poder que se plantean revelarán si tienen algo de cronopios o de famas. Según una conocida teoría, todos somos iguales pero no idénticos y la esencia de cada individuo se muestra en su manera de actuar ante una misma circunstancia. De ahí que siempre encontremos entre las páginas de un libro ese efecto espejo en el que reconocer, para bien o para mal, algo de nosotros mismos.

Una canción infantil dice que hay que abrir la puerta para ir a jugar, y eso es lo que hemos hecho en la primera sesión del taller, inspirarnos en las desbordantes imaginaciones de los autores para definir nuestros personajes, reales o fantásticos, buenos o malos, mejores o peores, pero nuestros, al fin y al cabo.

CLA DE CONTRUECES, CLA DE EL LLANO

Yaa Gyasi

Cody Pickens for Time

Yaa Gyasi nació en Mampong, Ghana en el año 1989, es hija del profesor Kwaku Gyasi, que enseña francés en la Universidad de Alabama en Hunstville y de Sophia Gyasi, una enfermera. Su familia se trasladó a los Estados Unidos cuando Yaa tenía dos años, donde se establecieron en Hunstville.​

En 2009, cuando estudiaba en la Universidad de Stanford, obtuvo una beca de investigación y regresó durante varios meses a su país de origen, Ghana. Su primera novela, Volver a casa, fue gestada durante ese viaje.​ La autora recuerda su experiencia al visitar un viejo castillo donde habitaban los ingleses que controlaban el tráficos de esclavos:

“Vi las mazmorras y comprendí que debía contar una historia que mezclase a dos mujeres: una que estaba con un británico y vivía en la parte alta del castillo, y una que estaba en las mazmorras”

La novela sigue la historia de la descendencia de dos mujeres ghanesas, a través de siete generaciones. Yaa Gyasi admite haber aprendido mucho de Cien años de soledad, novela del escritor colombiano Gabriel García Márquez. En Volver a casa, se tratan acontecimientos históricos como las leyes de segregación de Jim Crow, la gran migración afromaericana, las revueltas entre las tribus ghanesas asantes y fantes, la guerra contra los ingleses y el periodo tras la independencia de Ghana.

Con esta novela Yaa Gyasi ganó el Premio John Leonard para libro debut del Premio del Círculo de Críticos Nacional del Libro, el premio PEN/Hemingway para novela debut de ficción y el reconocimiento «5 under 35» del National Book Foundation y American Book Award.

Fotografía de cabecera: Oladimeji Odunsi para Unsplash

CLA DE GIJÓN-SUR, CLA DE LA CALZADA "ISABEL LUESO"

Amianto: una historia obrera, de Alberto Prunetti

Biblioteca de Gijón Sur, miércoles 28 de septiembre, 18,30 horas

Biblioteca de La Calzada, miércoles 2 de noviembre, 11,00 horas

Biblioteca de La Calzada, jueves 1 de diciembre, 18,30 horas

» Amianto lo pensé para reconstruir un imaginario obrero de vitalidad, de orgullo, de solidaridad, de humor, de conflictividad».  

Retomamos con ilusión la actividad de nuestros clubes de lectura de la mano de Amianto. Una historia obrera obra finalista de los premios Pozzale Luigi Russo y Chianti Narrativa, que se alzó con el Premio Especial del Jurado Grotte della Gurfa.  Un texto amalgama de ensayo, novela, memoria, investigación y reivindicación de una clase, la obrera, que se cuenta a sí misma en la historia de vida que el autor, Alberto Prunetti, hace de su padre, Renato Prunetti.

Renato comienza su vida laboral a los 14 años y como soldador tubero recorre buena parte de las instalaciones industriales del norte de Italia, empezando en Casale Monferrato , la capital del luto y el amianto, soldando a pocos pasos de enormes tanques de petróleo y respirando metales pesados hasta que el amianto entra en sus pulmones y tras un terrible deterioro físico, muere a los 59 años.

«Mi padre era una especie de héroe para nosotros, como muchos otros padres obreros de mi barrio. Los niños obreros mirábamos a nuestros padres con mucha admiración. Trabajaba con fuego, era un hombre fuerte y alegre pero evidentemente estaba expuesto a toda la tabla química de Mendeleyev sin protección».

A lo largo del relato, vemos a Renato desplazándose de una instalación metalúrgica a otra por el norte de Italia, volviendo a casa el fin de semana con esos monos del trabajo que su madre lavaba y dejaba listos junto a sus mudas limpias el domingo por la noche; días de aprendizaje de vida para el pequeño Alberto, que se cría jugando al fútbol en las instalaciones de la planta siderúrgica de Ilva, en Follonica viendo a su padre trabajar, dominar su oficio, hacer magia en el taller de su casa, compartiendo tantos momentos de ternura, de humor, de solidaridad familiar y comunitaria, de reconocimiento, de sentimiento de pertenencia a una clase, de dignidad y de vindicación del trabajo manual. La vida misma, llena de trabajo y alienación, pero también de chistes, bromas, ironías y, cómo no, fútbol.

El relato de los últimos años laborales de Renato es duro: a los 40 años había perdido el oído, tenía problemas en los ojos y la dentadura arruinada. A los 50 años, le reconocen una incapacidad laboral por sordera, y ya en los últimos años de vida, el cáncer destroza su cuerpo y asistimos impotentes al entramado burocrático y los impedimentos por parte de las empresas para reconocer la exposición de Renato al amianto durante buena parte de su vida laboral.

¡Qué derecho ha tenido mi padre! ¡Mi padre ha tenido el derecho de enfermar trabajando y morir por ello!
“Amianto” ha sido una forma de ofrecer una mirada desde dentro de la clase obrera y señalar quiénes son los auténticos culpables de esas muertes: las empresas que no protegen a sus trabajadores.

Es precisamente esa manera de contar la vida obrera lo que confiere singularidad al relato; Amianto está escrito desde dentro, es el propio obrero el que cuenta su historia: «Expongo la historia personal de un obrero criado en Maremma, en la provincia de Livorno, que trabajaba en instalaciones del norte de Italia, pero que es una pieza de una historia más grande, una historia que considera universal quien se ha criado en la clase obrera«. No es la novela burguesa la que nos explica cómo vive la clase obrera, sino que son los obreros quienes utilizan su voz para contarnos su historia. Es una historia personal refrendada con la historia del país y de una clase social. “Los explotados del mundo de los explotados contamos nuestras historias a nuestra manera”.

Alberto Prunetti, aquel niño para el que su padre quería una educación que le alejara del trabajo manual, que fue a la universidad y que conseguirá a duras penas ganarse la vida con trabajos precarios, se considera a sí mismo un «trabajador cognitivo precario», y precisamente «contra esa narración tóxica que divide a los explotados de distintas generaciones he escrito mi libro. Por eso he querido escribir de Renato y de Alberto. Si nosotros hoy estamos explotados, la razón es la derrota, en los años 70, de las luchas obreras de la generación de Renato».

Working class, clase trabajadora, narrativa obrera; obreros que se dejan la vida trabajando para que sus hijos tengan una vida mejor, que lucharon por derechos laborales básicos, que practicaron la solidaridad, el compañerismo, la dignidad y el orgullo de saberse pertenecientes a una clase que con tanto empeño se intenta hacer desaparecer. ¿No pertenecen a esa misma clase obrera todas las personas trabajadoras explotadas, ninguneadas, divididas por un sistema que las asfixia y las precariza hasta el límite, independientemente de su formación o su valía profesional?

Amianto es una historia trágica, pero en absoluto victimista: ese no era el tono de la gente como Renato; el relato no busca que el lector se compadezca, que proyecte una mirada de lástima o pena, sino que entienda las causa sociales por las que tantos Renatos enfermaron y murieron. Una historia emotiva, vital, en la que nos sentimos reconocidos los hijos de esos obreros que trabajaron y lucharon para conseguir un mundo mejor y que nos proporcionaron el orgullo de pertenecer, nosotros también, a la clase obrera.

Os dejamos un pequeña lista de enlaces con los que completar la lectura. Toda la información contenida en esta entrada procede de las páginas aquí reseñadas.

«Hoy vamos al tajo», recomendación de Amianto por Edurne Portela en La vida imaginada, RNE 24horas, 27/7/20

En el nombre del pan y de las rosas. Alberto Prunetti

Literatura | Alberto Prunetti: “La demonización de la clase obrera sirve solo para glorificar a la clase media” – El Salto – Edición General (elsaltodiario.com)

“El amianto es un asesino en serie que goza de la protección de los tribunales” | porExperiencia

“Nos han vendido que la clase obrera ha muerto, pero está viva y luchando en las calles” | Nortes | Centradas en la periferia

Dicen que somos clase media, pero somos una muy vulnerable. Alberto Prunetti

Una novela obrera en la que lo real llama con fuerza a la puerta de sus páginas – Rebelion

Cazarabet conversa con… Alberto Prunetti, autor de “Amianto” (Hoja de Lata)

A mi padre le envenenó el amianto: historia de la derrota obrera (elconfidencial.com)

‘Amianto’ de Alberto Prunetti | Districte7

Muertes blancas. Babelia

Plomo en la sangre de los niños de Taranto. Ctxt

Piden el cierre de la gigantesca acería Ilva, el «Chernóbil italiano» | Euronews

CLA DE CONTRUECES

Hôzuki, la librería de Mitsuko de Aki Shimazaki

La autora

Aki Shimazaki (Gifu, Japón, 1954). Novelista, lingüista y traductora canadiense de origen japonés. Se mudó a Canadá en 1981, y ha vivido en Vancouver y Toronto. Actualmente vive en Montreal, donde enseña japonés.

Escribe y publica sus novelas en francés desde 1991. Pero sus novelas son totalmente japonesas. y siempre tituladas con una palabra japonesa, flores o insectos. Sus personajes viven en pequeñas ciudades de Japón, aunque no se les podría catalogar de «típicos» japoneses, si es que tal cosa existe.

En España sus obras se han publicado agrupadas en pentalogías:

  • El quinteto de Nagasaki. Lumen (2018) agrupa las obras: Subaki, HamaguriTsubame, WasurenagusaHotaru.
  • El corazón de Yamato. Lumen (2019) agrupa las obras: MitsubaZakuro, Tonbo,TsukushiYamabuki

En estas obras los personajes se repiten, cambiando su papel de protagonistas a secundarios pero que pueden leerse con autonomía.

Su segunda novela, «Hamaguri«, gano el Premio Ringuet en 2002, y su quinta obra, «Hotaru», el Premio Gobernador General 2005 de ficción en lengua francesa. Sus libros han sido traducidos al inglés, japonés, alemán, hungaro y ruso.

La obra

Mitsuko tiene una librería de lance especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Tarô, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento. Un día, una mujer distinguida entra a la tienda acompañada por su hija pequeña. Los niños se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Tarô, a pesar de que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro podría poner en peligro el equilibrio de su familia.

Aki Shimazaki sondea aquí la naturaleza del amor maternal. Con gran sutileza, cuestiona la fibra y la fuerza de los lazos.

Reseña de la obra

La escritura japonesa

Escritoras japonesas (programa de radio)

Literatura japonesa en la Red de Bibliotecas de Gijón

 Katsushika Hokusai- Nieve en el río Sumida
TALLER DE CREACIÓN LITERARIA DE EL LLANO

Sesión del 12 de mayo de 2022

Toda la felicidad depende del coraje y del trabajo.

Honoré de Balzac

El dilema entre el sentido práctico y la vocación profesional o artística se plantea en todas las personas alguna vez en la vida, y el personaje de esta semana no podía ser menos. Ambientado en una pequeña ciudad industrial del siglo pasado, recreará, a modo de monólogo interior _ con escasa puntuación, digresiones, cambios de ritmo y de tono, y siempre desde la primera persona_ las dudas que le atormentan cuando se enfrenta a las tareas de su profesión, uno de esos oficios de antaño que han quedado relegados al olvido.

TALLER DE CREACIÓN LITERARIA DE EL LLANO

Sesión del 21 de abril de 2022

Los pájaros nos traspasan en vuelo silencioso

R.M. Rilke

Es pecado matar a un ruiseñor. Esa idea resonó a través de las diferentes generaciones americanas. Los seres inocentes e indefensos no podían ser objeto de ataque. Sin embargo, a veces la injusticia se cobra sus propias víctimas, incluso a sangre fría. De todas estas vicisitudes humanas trata la literatura y son precisamente estos dos ejes, los pájaros y el crimen, los que vertebrarán el relato de esta semana. Como autores, jugaremos con la incertidumbre del lector realizando premoniciones sobre acontecimientos futuros y acotaremos el tiempo en el que se desarrollará la acción, cuyos protagonistas se identificarán, para bien o para mal, con las aves que surcan los cielos.

TALLER DE CREACIÓN LITERARIA DE EL LLANO

Sesión del 7 de abril de 2022

La realidad es un producto de la ficción

J. J. Millás

Escribir los días es darle al tiempo un escudo para resistir sus propios avatares. Los días que no se convierten en palabras, en historias o en canciones, frágiles y efímeros, mueren cada atardecer, como los pétalos que buscan reafirmar su querer o confirmar su desamor, dejando a su paso un rastro de flores mutiladas y marchitas que baila a merced de los devaneos del viento y del destino.

Como muchos otros autores, Virginia Woolf intentó comprender la magnitud de la vida y apresarla dentro de un diario personal. Escribió sobre sus obsesiones, sus amigos o sus impresiones_ como cuando un aeroplano brillaba en medio del campo y parecía una prodigiosa libélula_ o sobre sus incertidumbres y certezas. Escribió cada día, cada instante, cada emoción. Con cada trazo, dibujó el mapa de sus pensamientos, el esbozo de su vida.

Escribir los días de un personaje alter ego del autor a medio camino entre lo absurdo y lo insólito del juego lingüístico y situacional, debatiéndose entre la magnitud y el drama de la tragedia o la frivolidad y el guiño cómplice al lector, nos convertirá en testigos de ese espectáculo tan grotesco como revelador y divertido que es contemplar la vida a ratos.

CLA DE L' ARENA

Sesión del 22 de marzo

Hemos comentado el libro Desgracia de J. M. Coetzee.

David Lurie es un académico dos veces divorciado y experto en poesía romántica inglesa, docente de la Universidad Técnica de Ciudad del Cabo, que pierde contacto con la meretriz que solía frecuentar debido a que ésta decide reformar su vida. Aunque intenta, empleando detectives privados, volver a contactarse con ella, es rechazado. Inicia entonces un affair con una de sus alumnas, una joven de nombre Melanie Isaacs, con quien tiene intimidad forzándola, y en más de una oportunidad. Es investigado al ser denunciado por Melanie ante las autoridades universitarias y al descubrirse también otras faltas que había cometido, pierde su puesto de docente en la universidad.

Posteriormente, viaja a una hacienda algo apartada, donde se reúne con su hija Lucy. Ahí son asaltados violentamente por unos ladrones que violan a la hija y queman con líquido inflamable la cabeza del protagonista. (Wikipedia)

Esta novela fue galardonada en 1999 con el prestigioso Premio Booker, lo que convierte al autor en el único que lo ha obtenido dos veces

J. M. Coetzee

Nace en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 9 de febrero de 1940. Es un escritor y novelista sudafricano nacionalizado australiano en 2006. Ha sido galardonado con los más prestigiosos premios literarios. Se le otorgó el Premio Nobel de Literatura en 2003 por “la brillantez a la hora de analizar la sociedad sudafricana”, según el acta de la Academia Sueca. (Wikipedia)

La próxima sesión será el martes 19 de abril a las 18:30 h.

CLA DE CONTRUECES

Hamnet de Maggie O’Farrell

Agnes, una muchacha peculiar que parece no rendir cuentas a nadie y que es capaz de crear misteriosos remedios con sencillas combinaciones de plantas, es la comidilla de Stratford, un pequeño pueblo de Inglaterra. Cuando conoce a un joven preceptor de latín igual de extraordinario que ella, se da cuenta enseguida de que están llamados a formar una familia. Pero su matrimonio se verá puesto a prueba, primero por sus parientes y después por una inesperada desgracia.

Partiendo de la historia familiar de Shakespeare, Maggie O’Farrell transita entre la ficción y la realidad para trazar una hipnótica recreación del suceso que inspiró una de las obras literarias más famosas de todos los tiempos. La autora, lejos de fijarse únicamente en los acontecimientos conocidos, reivindica con ternura las inolvidables figuras que habitan en los márgenes de la historia y ahonda en las pequeñas grandes cuestiones de cualquier existencia: la vida familiar, el afecto, el dolor y la pérdida.

La editorial

Shakespeare mudo: algunas de las primeras adaptaciones que se hicieron al cine de las obras de Shakespeare en Efilm Asturies

Obras de Shakespeare en Ebiblio Asturias

Obras de Maggie O’Farrell en la Red de Bibliotecas de Gijón

La literatura en la época

Gran Bretaña en la época de Shakespeare

Skakespeare’s Globe

CLA DE EL LLANO

Sesión del 22 de marzo

El pasado 22 de marzo comentamos el libro El jardín de vidrio de Tatiana Țîbuleac.

La anciana Tamara Pavlovna rescata a la pequeña Lastochka de un orfanato durante los años más grises del comunismo en Moldavia. Lo que en principio puede parecer un acto de piedad esconde una realidad menos amable. A Lastochka la han comprado para trabajar como esclava recolectando, durante casi una década, botellas por las calles de la ciudad. Sus sentimientos hacia la anciana fluctúan entre el agradecimiento por haberla rescatado del orfanato y resentimiento por la explotación que Tamara Pavlovna ejerce sobre ella. Sobrevive en un ambiente marcado por la violencia y la miseria mientras rechaza las insinuaciones de unos hombres demasiado obstinados.

“El jardín de vidrio” es un ejercicio de exorcismo doméstico. Una carta imaginada por una niña para unos padres desconocidos, en la que el dolor a causa del abandono, el desamor y la ausencia de ternura y emoción se muestra como una herida que quizá nunca llegue a cicatrizar del todo. La falta de piedad, la inmensa delicadeza estilística y la escritura caleidoscópica de Tatiana Țîbuleac hacen de esta novela una tragedia tan cruel y compasiva como reveladora de aquello que nos depara el destino y su belleza.

Una novela iniciática sobre el trauma y la búsqueda de la identidad. Una lectura contundente, hechizante, cruel e inquietante que cuestiona la maternidad, el amor y los vínculos que nos unen con nuestro pasado.

Al mismo tiempo esta novela traza un retrato de la vida en la República Socialista Soviética de Moldavia y la difícil convivencia con la lengua y cultura rusa.

La próxima sesión será el martes 26 de abril a las 19.00.