CLA DE CONTRUECES, CLA DE GIJÓN-SUR, CLA DE LA CALZADA "ISABEL LUESO"

¡Bienvenido, 2021!

Empezamos el año con energías renovadas y un montón de interesantísimas lecturas que nos acompañarán hasta el verano. Seguiremos el mismo patrón de inscripción que iniciamos en el último trimestre del año pasado, es decir, nos apuntamos a las lecturas que nos interesan según vaya saliendo la oferta en las bibliotecas de La Calzada, Contrueces y Gijón Sur. Prestad atención, pues, a las fechas. Allá vamos:

  • La balada del norte, de Alfonso Zapico

Biblioteca de La Calzada (Mañana): 17 de febrero, 11,00 h. Inscripción a partir del 15 de enero.

Biblioteca de Gijón Sur: 17 de febrero, 19,00 h. Inscripción a partir del 15 de enero.

Biblioteca de Contrueces: 28 de abril, 13,30 h. Inscripción a partir del 1 de marzo.

  • Purga, de Sofi Oksanen

Biblioteca de La Calzada (Tarde): 18 de febrero, 19,00 h. Inscripción a partir del 15 de enero.

Biblioteca de Contrueces: 24 de marzo, 10,30 h. Inscripción a partir del 1 de febrero.

Biblioteca de Gijón Sur: 19 de mayo, 19,00 h. Inscripción a partir del 5 de abril.

Biblioteca de La Calzada (Tarde): 23 de junio, 11,00 h. Inscripción a partir del 1 de mayo.

  • Mejor la ausencia, de Edurne Portela

Biblioteca de Contrueces: 24 de febrero, 10,30 h. Inscripción a partir del 15 de enero.

Biblioteca de Gijón Sur: 17 de marzo, 19,00 h. Inscripción a partir del 1 de febrero.

  • Hamelin, de Juan Mayorga

Biblioteca de La Calzada (Mañana): 17 de marzo, 11,00 h. Inscripción a partir del 1 de febrero.

Biblioteca de Gijón Sur: 14 de abril, 19,00 h. Inscripción a partir del 1 de marzo.

Biblioteca de La Calzada (Tarde): 22 de abril, 19,00 h. Inscripción a partir del 1 de marzo.

  • La respiración, de Alfredo Sanzol

Biblioteca de La Calzada (Tarde): 18 de marzo, 19,00 h. Inscripción a partir del 1 de febrero.

Biblioteca de Contrueces: 26 de mayo, 10,30 h. Inscripción a partir del 5 de abril.

  • Me llamo Lucy Burton, de Elisabeth Strout

Biblioteca de La Calzada (Mañana): 19 de mayo, 11,00 h. Inscripción a partir del 5 de abril.

Biblioteca de La Calzada (Tarde): 20 de mayo, 19,00 h. Inscripción a partir del 5 de abril.

  • Almas grises , de Philippe Claudel

Biblioteca de La Calzada (Mañana). 21 de abril, 11,00 h. Inscripción a partir del 1 de marzo.

Biblioteca de La Calzada (Tarde). 17 de junio, 19,00 h. Inscripción a partir del 1 de mayo.

  • El mundo de ayer: memorias de un europeo, de Stefan Zweig

Biblioteca de Gijón Sur: 30 de junio, 19,00 h. Inscripción a partir del 3 de mayo.

INSCRIPCIÓN

CLA DE LA CAMOCHA "CON AROMA A CAFÉ"

Con Daniel de Hoja de Lata y su “Illska, la maldad”

El pasado 17 de diciembre fue nuestra última sesión del año en la que comentamos Illska, la maldad de Eiríkur Örn Norðdalh. En el encuentro virtual tuvimos la suerte de contar con Diego, de Hoja de Lata, que enriqueció el debate con su punto de vista como editor de la obra.

Traducida del islandés por Enrique Bernárdez, nos enfrentamos -y nunca mejor dicho- a la lectura y debate de una obra compleja cuyos temas centrales son la alteridad y la xenofobia. Iska, la maldad es una novela para entender al otro, para comprender la Europa contemporánea y también la América de Trump, ya que nos habla de como ascendió la extrema derecha en el siglo XX, cómo ocurrió y cómo puede volver a ocurrir, pero sin caer en análisis simplistas, ni en estereotipos fáciles.

La novela gira en torno a la historia de amor protagonizada por dos jóvenes: Agnes y Ómar, que se encuentran una gélida madrugada en el centro de Reikiavik. Ella, obsesionada y estudiando el Holocausto, él, un filólogo que malvive con trabajos precarios. Agnes, también, tiene una aventura con Arnór, un neonazi con unas ideas que la deslumbran y horrorizan a partes iguales. Y es que sus abuelos murieron en 1941 a manos de los nazis en una masacre brutal que redujo a la mitad a los habitantes de la ciudad lituana de Jurbarkas. “Por ello, y por muchas otras razones, Agnes se avergüenza de sentirse atraída por Arnór…”

Sin embargo, nada de esto es lo más importante de esta novela. Illska, La maldad es una extraña y curiosa amalgama de historias que tratan de hacernos reflexionar, presentando muchas más preguntas que respuestas. A lo largo del texto se dan algunas situaciones que nos hacen preguntarnos cuáles son las líneas que delimitan el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto.

Se trata de una obra desconcertante que a veces se lee como un ensayo de lectura ardua que exige disciplina lectora pero con la que se aprende mucho de esa época de nuestra historia reciente. Esto es lo que, por otra parte, la convierte en una novela no apta para todos los públicos, tanto por su temática como por su forma, por su estilo esquemático y gamberro que huye del esquema habitual de desarrollo, nudo y desenlace, en la que se intercalan mil interacciones que por momentos pueden llegar a confundirnos. La estructura va cambiando de manera muy rápida hasta llegar a un estresante final, que a alguna de nosotras llegó a quitar el sueño. Ya la contraportada, todo un acierto por parte de la editorial, es un “aviso a navegantes” que avanza esa lectura incómoda, dura y poco convencional. La obra molesta pero engancha porque es reflejo de los tiempos actuales que estamos viviendo, en los que inocentemente damos por sentadas demasiadas cuestiones, como la democracia, que no lo son tanto. En ella se percibe una clara sensación de frustración, con unos protagonistas que se sienten perdidos, que viven en un estado de continuo de conformidad y pasotismo ante situaciones realmente inquietantes.

Es una novela de relaciones personales, con mucha testosterona y erotismo, y con protagonistas que representan formas de ser actuales, arquetipos fácilmente reconocibles en nuestra sociedad que vagan por la vida sin encontrar el rumbo, con un gran vacío emocional que les lleva a la deriva “cuesta abajo y sin freno”, unos personajes con los que el lector/a no llega a identificarse. Pero, no es una novela de amor, de hecho, no se percibe amor en ninguna de las relaciones que en ella se establecen. Solo hay frialdad y desapego, y dependencias perniciosas y tóxicas en las que la pasión irracional sustituye al amor. Y tampoco es una novela histórica. Es una obra que habla no tanto del auge de la ultraderecha como de la barbarie en sí, de vecinos que matan a vecinos, de la maldad. Una novela psicológica dividida en capítulos centrados en cada uno de sus personajes que provoca la reflexión y el cuestionamiento de todo lo que está ocurriendo actualmente en nuestra sociedad. Una “bofetada de realidad” que nos hace pararnos y plantearnos preguntas, que pone en cuestión a los seres humanos y las ideologías imperantes, y que nos hace pensar contra qué tenemos realmente que luchar.

CLA DE EL LLANO

Sesión del Club de Lectura de El Llano. 15 de diciembre.

El martes 15 de diciembre tuvimos una sesión virtual del Club de Lectura de El Llano. En esta ocasión comentamos la obra Los errantes de la escritora polaca Olga Tokarczuk.

Al principio de Los errantes, la narradora esboza el siguiente autorretrato: “A todas luces yo carecía de ese gen que hace que en cuanto se detiene uno en un lugar por un tiempo más o menos largo, enseguida eche raíces. (…) Mi energía es generada por el movimiento: el vaivén de los autobuses, el traqueteo de los trenes, el rugido de los motores de avión, el balanceo de los ferrys”.

Un libro inquieto, pues, y no pocas veces inquietante, como buena parte de los relatos que contiene: historias incompletas, cuentos oníricos subsumidos en un libérrimo cuaderno de viaje hecho de excursos, apuntes, narraciones y recuerdos que en muchos casos tienen como tema el viaje mismo: así, el relato de Kunicki, que, en plenas vacaciones, tendrá que enfrentarse a la desaparición de su esposa y su hijo, y a su reaparición enloquecedoramente enigmática. O el del gélido doctor Blau, taxidermista, que visita a la viuda de un ilustre colega con la intención de estudiar su laboratorio. También está el de Ánnushka, obsesionada por comprender los incomprensibles juramentos que profiere una pedigüeña en la estación de metro. O el de la bióloga que vuelve a su país para reencontrarse con su primer amor, ahora agonizante. Y, en medio de todos ellos, el relato real de cómo el corazón de Chopin llegó a Polonia escondido en un tarro de alcohol en las enaguas de su hermana; o el del anatomista flamenco Philip Verheyen, que escribía cartas a su pierna amputada y disecada; cartas, en fin, como las que le mandaba Joséphine Soliman al emperador Francisco I de Austria para recuperar el cuerpo de su padre, disecado como la pierna de Verheyen e infamantemente expuesto en la corte donde había servido en vida… Con esta obra, Olga Tokarczuk ganó el Premio Man Booker Internacional de 2018.

CLA DE EL LLANO

Olga Tokarczuk

Olga Tokarczuk nació en Sulechów, Polonia, en 1962.

Graduada en psicología por la Universidad de Varsovia. Durante sus estudios trabajó como voluntaria en la atención de enfermos mentales. Tras graduarse, trabajó como psicoterapeuta en la clínica de salud mental de Walbrzych. En el momento en que sus primeras obras literarias se popularizaron, dejó este trabajo y se mudó a Nowa Ruda para dedicarse a escribir. Actualmente vive en Krajanów, cerca de Nowa Ruda, en los Sudetes. El paisaje y la cultura de esta región se reflejan en varias de sus obras literarias. Imparte talleres de prosa en los estudios de Artes Literarias de la Universidad Jaguelónica de Cracovia.

Colabora en la organización del Festival Opowiadania (festival de relatos), en el cual autores polacos y del resto del mundo presentan sus obras. Desde el año 2008, imparte clases de escritura creativa en la Universidad de Opole. Olga Tokarczuk también es miembro del partido Los Verdes desde 2004.

Tokarczuk encuentra su inspiración, entre otros, en Carl Gustav Jung, en la lectura de Antón Chéjov, Thomas Mann, Nikolái Gógol y en las historias fantásticas de Edgar Allan Poe.

Debutó en 1979 en la revista juvenil Na przełaj, donde bajo el pseudónimo de Natasza Borodin publicó sus primeras historias.

Con su primera novela El viaje de los hombres del Libro en 1993 recibió el Premio de la Asociación Polaca de Editores de Libros.

Entre su prolífica producción merece destacarse Los errantes convirtiéndose en la primera escritora polaca en recibir el premio Man Booker International de novela. ​

En octubre de 2019, la Academia Sueca anunció que el premio Nobel de Literatura de 2018, que no había podido ser otorgado en su año por cuestiones internas, recaía en Tokarczuk.

CLA DE LA CAMOCHA "CON AROMA A CAFÉ"

El lector de Julio Verne, en virtual

Episodios de una guerra interminable, de Almudena Grandes

La segunda reunión de nuestro club de lectura después de la tregua del verano en este año tan extraño tuvo que ser nuevamente virtual. Desgraciadamente ya nos estamos acostumbrando a ello. Las pantallas no nos gustan tanto como las reuniones presenciales, pero es mejor esta solución que prescindir de estos encuentros que tanto enriquecen nuestras lecturas. Ademas, si tenemos que destacar algo positivo -sí, incluso situaciones como la que estamos viviendo lo tienen- es, sin duda, lo que hemos mejorado en el uso de la tecnología. ¡Vaya si mejoramos! Nos estamos convirtiendo en verdaderas expertas usuarias de plataformas de videoconferencias, jajaja…

La obra elegida en esta ocasión fue El lector de Julio Verne de Almudena Grandes, uno de los seis Episodios de una guerra interminable que concluirá con Mariano en el Bidasoa, aún por publicar.

Con esta serie la autora pretende contar lo que ocurrió en España durante la posguerra a través de la vida cotidiana en esta terrible época de nuestra historia; y lo hace conjugando con maestría lo real y lo ficticio en una novela muy cercana, que nos llega.

Se trata de una novela de aprendizaje en la que la literatura: las obras de Julio Verne que Nino lee con asombro y avidez, ayudan al protagonista a entender el mundo, y a nosotras como lectoras a empatizar con el personaje, pues nos acercamos a la historia a través de sus ojos de niño, que miran y tratan de entender la vida con esa ingenuidad y desconcierto propio de su infancia, de todas las infancias.

Es una novela muy bien escrita, muy recomendable, en la que solo eliminaríamos, si cabe, el final, la parte en la que se rompe la estructura narrativa y se incluye un apunte histórico, una justificación innecesaria, que desde nuestro punto de vista sobra y no aporta nada.

La elección de esta obra como lectura en nuestro club está relacionada con la inauguración en Gijón de la exposición fotográfica titulada Frente a Frente, una muestra con obras de dos fotógrafos que retrataron la misma sociedad española atrapada por el conflicto de la Guerra Civil desde los dos “frentes”: el nacional de Florentino López “Floro” y el republicano de Constantino Suárez.

La novela supo mantener nuestro interés durante toda su lectura, debido en gran medida a un recurso literario muy efectivo que Almudena Grandes utiliza con maestría: el de ir dejando constantes incógnitas a lo largo de la obra, que te enganchan. Un recurso que puede utilizar porque la narración se realiza en primera persona y desde el futuro: el futuro del niño que vive y cuenta la historia. Y lo hace con la voz y la madurez del adulto en que se convertirá, en un tiempo presente o cercano al presente. Esto es lo que, por otra parte, justifica esa madurez impropia de un niño de 9 años con la que en ocasiones Nino nos sorprende.

En ella se describen las terribles condiciones de vida que la posguerra impuso en la España rural de los pueblos más pequeños del sur, lo que nos trajo a la memoria recuerdos de nuestra propia infancia, como el uso del ladrillo caliente para mantener el calor, que también se utilizó aquí en el norte hasta épocas no tan lejanas.

Destaca la fuerza de muchos de sus personajes, como las valientes mujeres de El Cortijo de las Rubias, o la pareja formada por Sanchís y su esposa. Unos personajes que la autora no define con adjetivos, sino que va caracterizando a partir de sus propias acciones y de un sinfín de pequeños detalles cotidianos que van conformando su personalidad. Se aprecia, igualmente, la sensibilidad para con los vencidos y los que resistieron, como Cenecerro, el fugado, “el maquis” del sur, y quienes como Pepe el Portugués los ayudaron arriesgando sus propias vidas. Y es también un homenaje a todas aquellas maestras republicanas como Elena, que con su labor y el de las Misiones Pedagógicas empoderaron a las niñas.

El lector de Julio Verne es una historia de amor y muerte, de miedo, de horror y también de infancia. De imágenes, con escenas entrañables como la del marido pintando las uñas de los pies a su mujer, o la de aquella fotografía que enviaron al pueblo desde el extranjero las que se fueron. Y también es una historia de sonidos, como los que Nino oye aterrorizado desde su casa cuando torturan a los presos, o el silencio atronador que se produce en el pueblo cuando las mujeres llenan los tendales con ropa negra.

Y el final es el esperado. No podía ser otro en una autora como Almudena Grandes, que siempre trata de huir del maniqueísmo. El encuentro final de Nino con Pepe el Portugués en el partido comunista es un guiño al romanticismo que impregnó la política en algún momento de nuestra historia, pero no quiso otorgar a ninguno de los dos el acta de diputado, lo que aleja de ambos el triunfo político y aporta una solución muy coherente a la historia. Precisamente porque nos quiere lanzar el mensaje de que en España opresores y oprimidos vivían circunstancias parecidas, y unos y otros sentían el terror de saberse sin más escapatoria que la huida en una época en la que el miedo, la desconfianza y el terror dominaban nuestra sociedad. Una de las dos Españas es la que los hace sufrir, como en el poema de Machado.

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

Os dejamos esta guía de lectura sobra Almudena Grandes.

Nos vemos en el siguiente encuentro.

CLA DE EL LLANO

Sesión del 17 de noviembre del Club de Lectura de El Llano

El martes 17 de noviembre tuvimos sesión del Club de Lectura de El Llano. Dada la situación sanitaria de nuestra región tuvo que realizarse de forma virtual. Hablamos sobre West End de José Morella, novela que fue galardonada con el premio Café Gijón del año 2019.

La novela cuenta la vida y enfermedad de Nicomedes Miranda, el abuelo del autor, que pasó los primeros cincuenta años de su vida sin apenas salir de su pueblo. Todo el equilibrio del que goza su frágil salud mental se lo debe a su vida sencilla de campo. Pero la llegada del turismo augura para sus cuatro hijos una vida más próspera, y la familia al completo emigra a un lugar del Mediterráneo del que él no conoce ni el nombre: una isla en plena ebullición que trae consigo un cambio radical en la forma de vivir radicalmente diferente al del pequeño pueblo de Córdoba en el que había transcurrido toda su vida. Atrás quedarán para Nicomedes su paisaje y su oficio, sus muchos afectos y sus cada vez menos seguridades.

“West End” nos habla del control físico y psíquico que se ejerce sobre las personas, pero también y, sobre todo, de la liberación del mismo. Sacar la cabeza de la miseria y del silencio obligatorio nos cuesta a veces la vida entera, pero también trae consigo una alegría inmensa, la preciosa experiencia de alcanzar un espacio para el movimiento genuino, para la verdadera cercanía con los demás.

CLA DE EL LLANO

José Morella

José Morella nació en Ibiza en 1972.

Estudió Teoría Literaria y Literatura Comparada. Es profesor de lengua española y reside actualmente en Barcelona, donde imparte cursos de narrativa y escritura creativa.

Ha publicado tanto obras de narrativa como de poesía en los más de veinticinco años que lleva escribiendo. Escribe novelas sobre temas como la inadaptación, la familia o la salud mental.

Ha escrito una colección de poemas Tambor de luz que fue publicada en el 2001.

Más adelante, en el 2004 publicó su primera novela La fatiga del vampiro.  Entre sus obras en prosa destaca Asuntos propios, por la que recibió el premio Qwerty al narrador revelación y fue nominada al premio Herralde. En ella se cuenta la relación entre un hombre mayor y su asistenta africana. Como caminos en la niebla versa sobre la vida del psiquiatra anarquista alemán Otto Gross, discípulo de Sigmund Freud. Con su última novela West End, José Morella ha obtenido el premio Café Gijón 2019. También ha realizado la traducción al castellano de la obra Murmullos del poeta brasileño Ferreira Gullar en 2006 y Poemas escogidos del escocés Douglas Dunn en 2009.

CLA DE EL LLANO

Sesión 27 de octubre.

Por fin hemos podido reunirnos de forma presencial en la biblioteca el 27 de octubre para hablar de libros en nuestro club de lectura, regresamos a nuestro espacio común que, en esta ocasión, era también virtual.

Como estamos viviendo tiempos tan excepcionales, hemos decidido arriesgarnos y probar nuevas fórmulas para continuar con nuestras lecturas intentando armonizar deseos y limitaciones impuestas por esta realidad que nos toca vivir. 

Hemos discutido la novela En el café de la juventud perdida del escritor francés Patrick Modiano.

París, años 60. En el café Condé se reúnen poetas malditos, intelectuales, simples vividores y estudiantes. Y aunque la nostalgia de aquellos años perdidos parecería ser el tema central de la novela, Modiano le da un giro sorprendente. Porque En el café de la juventud perdida es también una novela de misterio: todos los personajes y las historias confluyen en la enigmática Louki, cuyo verdadero nombre es Jacqueline Delanque.

Louki es la hija de una trabajadora del Moulin-Rouge, que de pequeña le gustaba salir de casa, por las noches, mientras su madre trabajaba, a recorrer las calles y que, de un modo un tanto sorprendente, se acaba casando con el hombre menos indicado para ella. Un matrimonio que acabará naufragando y que le acabará empujando hacia otros ambientes y otros lugares como el café Condé hasta que un día no vuelve a casa y abandona definitivamente a su marido a quien no le comunica su paradero.

Esta obra tiene varias voces, las de los diferentes narradores que contarán los hechos. El primero es un joven estudiante de Minas embrujado por la bohemia parisina que le llevará a abandonar los estudios. Otro narrador es un detective contratado por el marido de Louki para que le ayude a encontrarle. Sin embargo, la simpatía del detective hacia Louki, hará que el marido nunca llega a saber dónde está. Y por último, está la propia Louki y Roland, el chico con el que convive después de dejar a su marido.

Louki, como todos sus compañeros de vagabundeo por un París espectral, es un personaje sin raíces, que se inventa identidades y lucha por construir un presente perpetuo. Modiano recrea alrededor de la fascinante y conmovedora figura de Louki el París de su juventud, al mismo tiempo que construye una hermosísima novela sobre el poder de la memoria y la búsqueda de la identidad, dos grandes ejes de la obra del escritor francés.

CLA DE EL LLANO

Patrick Modiano

Patrick Modiano nació en Boulogne-Billancourt en 1945. Su padre, Albert Modiano era descendiente de una familia de judíos italianos que se habían instalado en Salónica, desde donde emigraron a París. ​Su madre era la actriz belga Louisa Colpijn, también conocida como Louisa Colpeyn. Ambos se conocieron durante la ocupación alemana de Francia, tuvieron que ocultarse y se casaron en noviembre de 1944. Patrick, fue su primer hijo.

La infancia de Modiano estuvo marcada por las continuas ausencias de su padre, empresario que hacía frecuentes viajes al extranjero, y de su madre, con frecuencia en gira. Esto hizo que se uniera más a su único hermano, Rudy (nacido en 1947 y muerto prematuramente, en 1957). La muerte del hermano (a quien dedicaría después todas sus obras publicadas entre 1967 y 1982) supuso el final de la infancia del futuro escritor.

Estudió en la École du Montcel, en Jouy-en-Josas, en el Collège Saint-Joseph de Thônes en Haute-Savoie, y en el Liceo Enrique IV de París. Durante su permanencia en este último centro educativo, recibió clases particulares de Geometría del escritor Raymond Queneau, que era amigo de su madre. Terminó su bachillerato en Annecy, pero no inició estudios superiores.

Su encuentro con Queneau fue crucial para su posterior carrera literaria. Modiano publicó su primera novela, El lugar de la estrella, en 1968. Desde ese momento se dedicó únicamente a la escritura.

El 12 de septiembre de 1970 Modiano se casó con Dominique Zerhfuss, nacida en Túnez. El matrimonio ha tenido dos hijas, Zina  y Marie.

Destacado autor de su generación, con Pascal Quignard, Pierre Michon o Le Clézio, ha llevado como ellos una vida muy independiente y encerrada en su trabajo.

El 9 de octubre de 2014 recibe el Premio Nobel de Literatura.